domingo, 1 de marzo de 2015

Crédito bancario ahoga a productores

Adolfo Pórcel, otro de los afectados, dijo que las obligaciones bancarias no pueden esperar y que las amortizaciones prácticamente están ahogando a los pequeños productores que en muchos casos se asociaron para cumplir con los compromisos contraídos. “Las prendas que se han vendido a Venezuela ya fueron comercializadas por la empresa de ese país”, sostuvo. Un 80 por ciento de la inversión realizada comprende crédito y el saldo del 20% es aporte propio de los confeccionistas”, sostuvo Pórcel. La tasa promedio del financiamiento es de 11.5 por ciento. Simona Martel, por su lado, dijo que accedió a crédito de Banco Sol. “No es aceptable que luego que Banco del Alba ha recibido ese pago, ahora retenga ilegalmente esos recursos con los cuales debemos honrar nuestras obligaciones con los bancos. Nosotros creamos empleo”, sostuvo.

OTRO CASO

Otro problema que afecta a este sector es la falta de seriedad de algunas las empresas venezolanas en sus relaciones comerciales con proveedores de Bolivia. Franz Siñani, otro productor afectado y propietario de la microempresa Daylaytex, explicó que luego de negociaciones realizadas en Cochabamba en junio del año pasado, se convino con un importador de ese país la venta de 5.000 unidades de calzas anatómicas, las cuales fueron confeccionadas y se encuentran actualmente en depósito. El importador –relató– Siñani no cumplió su compromiso y las prendas no tienen al presente mercado.

REQUISITOS

El microempresario, Edwin Falcón, cuestionó –a su turno– el apoyo del Gobierno a Enatex. “Están pagando sueldos sin producir”, sostuvo a tiempo de señalar que plantearán a la ministra Ramos la flexibilización del financiamiento otorgado a las pequeñas empresas mediante el Banco de Desarrollo Productivo. Ramos fue directora del BDP antes de asumir ese cargo ministerial.

Banco del Alba adeuda $us 1 millón a confeccionistas

Han transcurrido más de cuatro meses y el Fondo del Alba no hace efectiva una deuda de $us 1.140.000, según informaron varios confeccionistas de La Paz encabezados por Gualberto Quispe, delegado de Comercio Exterior de la Confederación Nacional de Pequeña y Mediana Empresa (Conamype).

Los afectados luego de varios intentos de lograr una audiencia y pedir explicaciones al viceministro de Comercio Exterior, Luis Fernando Baudoin, finalmente recurrieron a la ministra de Desarrollo Productivo, Ana Verónica Ramos, a quien el pasado 26 de febrero solicitaron una reunión. El presidente, Evo Morales, en el reciente cambio de gabinete recomendó a sus colaboradores acelerar la gestión pública y atender oportunamente los temas de Estado de las respectivas carteras ministeriales.

CRISIS VENEZOLANA

Los pequeños productores señalaron que el director de Bolivia al Banco del Alba es Ramiro Lizondo, quien habría señalado los problemas que enfrenta el país bolivariano de Venezuela. En cuanto a Baudoin, Quispe dijo que el Viceministro viajó recientemente a Venezuela para regularizar estas obligaciones pendientes y que se aguarda una reunión de la autoridad con la ministra Ramos, mientras corren los plazos de la amortización y el pago de créditos adquiridos por los confeccionistas en la banca.

SIN RESPUESTAS

EL DIARIO tomó contacto personal vía celular con Baudoin este sábado, quien dijo que no podía atender la llamada. Se le consultó sobre su viaje a Venezuela y los pagos retenidos e insistió que no podía atender la consulta. El año pasado, el viceministro estuvo en Venezuela a fin de gestionar el pago de deudas que se acumularon durante ese año. A mediados de 2014 las ventas bolivianas prácticamente se paralizaron a ese mercado. El año pasado el país bolivariano registró una inflación de dos dígitos, la más alta de la región.

BANCO DEL ALBA

Según explicaciones de Quispe, la suma adeudada corresponde a la empresa venezolana Import Export Kimo Anh C.A. y aclaró que la misma fue cancelada a través del Banco del Alba y lo que resta es el desembolso de este mecanismo de pago directamente a los productores, quienes aguardan más de cuatro meses los recursos demandados.

DIVISAS

Según dijo Quispe, en un contacto realizado con Lizondo éste les habría explicado los graves problemas económicos que enfrenta Venezuela y la escasez de divisas, sin embargo, recalcó que la empresa deudora cumplió con sus obligaciones. EL DIARIO llamó ayer a Lizondo quien tenía el celular desactivado. Asimismo a su oficina y la contestadora dijo que era el proyecto azucarero de San Buenaventura.

TESTIMONIOS

Ante esta situación la representante de la asociación “Las Mañaneras”, Esther Chura, dijo que este grupo exporta desde hace más de 18 años y que varias de sus asociadas han contratado crédito de instituciones financieras, por lo que el perjuicio del Banco del Alba es enorme, debido a que deben amortizar el financiamiento a costa de su propio sacrificio. La deuda del banco con este grupo de confeccionistas es de $us 140.000 por la entrega de 20.000 prendas de vestir.

martes, 24 de febrero de 2015

Dicen que ropa que llega de China está matando a la industria

La ropa usada que llega de contrabando y aquélla que ingresa vía importación desde China están matando a la industria nacional, generando el cierre de empresas y despido de trabajadores, alertó ayer la Confederación Sindical de Trabajadores Fabriles de Bolivia.

Frente a esta situación que pone en riesgo la sobrevivencia de la manufactura boliviana, los fabriles de cinco departamentos del país exigieron al Gobierno con urgencia aprobar restricciones arancelarias para la importación de ropa china y cumpla disposiciones que castigan incluso con la cárcel la comercialización de ropa usada en el mercado boliviano.

“Países como Chile, Argentina o Brasil protegen la industria que tienen, pero en Bolivia el Gobierno no hace nada para impedir que la industria extranjera acapare mercados y cierre industrias”, reclamó el secretario ejecutivo del sector, Víctor Quispe.

La protesta sindical y alerta nacional fue también expuesta, puntualmente, al ministro de Trabajo, Gonzalo Trigoso, quien visitó el ampliado nacional de los fabriles para hablar sobre temas que son de interés sectorial.

domingo, 22 de febrero de 2015

Reciclaje y tejidos en moda occidental

Ingresar al mercado de ropa y accesorios para dama en Bolivia, sobre todo en La Paz, de lejos, es un desafío grande; son pocos los interesados, informados y aficionados a la última moda y los espacios para vender este tipo de productos son de difícil acceso o muy costosos.
Sin embargo, hace ocho meses, los diseños de Victoria Pedraza tienen un espacio en una tienda de la calle Linares, en el centro de la ciudad de La Paz, y pasaron de ser un gusto que se podían dar pocos a la oferta exclusiva tan buscada

Del diseño al reciclaje

Victoria estudió administración de empresas; sin embargo, su gusto por la moda la impulsó a estudiar -de forma paralela- corte y confección y otras especializaciones relacionadas con el diseño de ropa. Siempre le gustó seguir lo último en tendencias, pero no siempre encontraba telas ideales para las creaciones que ella deseaba.
Así, esta emprendedora descubrió el mundo del outlet. La ropa de outlet es aquella que corresponde a una temporada anterior o con taras o defectos que no pasaron las exigentes pruebas de calidad de las marcas reconocidas, por ello son ofertadas a un precio inferior al habitual. La feria de todos los jueves y domingos en la zona 16 de Julio de El Alto es el mercado por excelencia de prendas de marcas reconocidas a nivel mundial, con defectos innotables, pero nuevas.
"Reconozco la ropa nueva porque viene con la etiqueta de outlet, sé dónde conseguirla, aunque no es nada fácil encontrarla; es más fácil equiparse con saldos de telas”, explica la empresaria que incursionó en el negocio del diseño y venta de ropa hace tres años, con creaciones netamente hechas con material reciclado: productos de outlet y saldos de telas que compraba en puestos del rubro.
¿Cómo se animó a vender sus creaciones? "Yo pasaba clases de tango y siempre costuraba mi propia ropa, hasta que una vez una amiga me dijo qué le gustaba. Le conté que yo había hecho mi vestido y ella me pidió que haga uno para ella, ése fue el primer vestido que vendí”, recuerda Victoria.
El acceso a los productos de esta diseñadora era un gusto que sólo se podían dar sus amigas y conocidos. Y, al ver su éxito, decidió promocionar sus artículos en la web, sobre todo en las redes sociales.
Aprovechar las telas de saldo y recicladas le da un plus a sus productos. Adquiere telas finas en poca cantidad; por tanto, fabrica ejemplares únicos, así sus creaciones son exclusivas y, lo mejor, la gente puede acceder a la última moda a precios adecuados.
De la moda a los tejidos
Si bien hoy sus diseños van en la línea de la última tendencia en Europa y Estados Unidos, Victoria se enamoró de la iconografía andina luego de pasar unos cursos.
Asimismo, tuvo la oportunidad de capacitarse a través de Emprendeideas de Soboce, cuyo concurso ganó en 2013. Gracias a ello aprendió mucho más acerca del manejo de una empresa, pero además generó contacto con otra empresaria con quien se asoció para compartir la tienda donde ahora ofrece sus productos a todo público.

El nombre que le puso a su marca es Pagana y entre sus productos lo más requerido son las billeteras, las carteras y la bisutería étnica; aunque las clientes -sobre todo extranjeras- también gustan de los vestidos y otras prendas. Los precios van de los 100 bolivianos en adelante. Sólo en esa tienda Victoria tiene utilidades mensuales que superan los 5.000 bolivianos; un éxito que jamás esperó. Los contactos se pueden hacer también llamando al 75835893 o facebook.com/indumentaria.pagana.

¿Pret-a-porter o diseños exclusivos?
La diseñadora Victoria Pedraza explica que en el negocio de la confección y venta de ropa se tiene la opción de ofrecer prendas pret-a-porter o de hacer diseños únicos que vayan de acuerdo con la tendencia internacional.
Las ropas pret a porter son las prendas de moda producidas en serie, con patrones que se repiten en función de la demanda; es decir, la moda que se ve en la calle a diario.
Pedraza diseña ropa para mujeres de entre 18 y 35 años, pero, si bien Pedraza comenzó haciendo ropas que llegaban a estar de moda a nivel local, el mercado le mostró luego que debía apostar por prendas acordes con lo último en Europa y Estados Unidos.
Esto porque vio que muchas de sus clientes eran visitantes extranjeras que querían llevarse ropa que también pudiesen usar en sus países de origen y que, además, rescaten la estética étnica procedente de las culturas andino-amazónicas.


miércoles, 18 de febrero de 2015

Ropa usada mueve $us 4.300 millones al año

Pocos disputan el hecho de que, en lugar de tirar una prenda usada a la basura, es mejor que encuentre una nueva vida. Sin embargo, un libro publicado recientemente revela que en países como Reino Unido y Estados Unidos la mayoría de la ropa que la gente dona, pensando que ayudará a alguien, en realidad termina siendo exportada y vendida en el exterior.

Esto forma parte de una gigantesca industria global de ropa de segunda mano que mueve $us 4.300 millones. Eso es lo que argumenta Andrew Brooks, profesor de estudios de desarrollo del King's College de Londres, en su libro Clothing Poverty.

El viaje de salida de la ropa donada es complejo y varía, dependiendo del tipo de prenda de ropa, reportó el estudio del profesor Brooks.

Bolivia, uno de los destinos. Una cantidad importante de ropa usada que se recolecta en Estados Unidos termina en América Latina, esto a pesar de que varios países en la región, incluidos México y Bolivia, prohíben la importación de estos artículos.

En Bolivia el presidente Evo Morales introdujo un decreto en 2006 en el que se establecía como ilegal el negocio de los "ropavejeros" (vendededor de ropa usada).

La experta llevó a cabo una investigación sobre el comercio de ropa usada en Bolivia que publicó en 2013 bajo el título: "El suéter de Evo: la identidad y el negocio de ropa usada en la Bolivia postliberal y pluricultural".

Y encontró que a pesar de la prohibición, ésta "es una industria enorme" en el país.

"Los mercados donde se venden estas prendas se han expandido a un ritmo extraordinario. Se calcula que unas 8.000 toneadas de ropa usada entran al país cada año, la mayoría proveniente de Estados Unidos vía Chile.

¿De donde llega la prendería? Según cifras de Naciones Unidas, el principal exportador de ropa usada del mundo es Estados Unidos ($us 607 millones), seguido de Reino Unido, Alemania, Corea del Sur y Holanda.

martes, 17 de febrero de 2015

El contrabando de ropa usada mueve $us 40.000 millones/año

Pese a su prohibición, el negocio de la ropa usada en Bolivia es millonario, al igual que en otros países. Un estudio de la profesora Kate MacLean, investigadora del King’s College, de Londres, y la Universidad de Birbeck, revela que el contrabando de estas prendas está valorado en más de 40.000 millones de dólares al año.
Entrevistada por la BBC Mundo, señala además que cada año se calcula que ingresan 8.000 toneladas de estas prendas, la mayoría de Estados Unidos (EEUU) a través de Chile.
La experta llevó a cabo una investigación sobre el comercio de ropa usada en Bolivia que publicó en 2013 bajo el título: "El suéter de Evo: la identidad y el negocio de ropa usada en la Bolivia ‘postliberal’ y ‘pluricultural’”.
Y encontró que a pesar de la prohibición vía Decreto Supremo 28761 en 2006, ésta "es una industria enorme” en el país.

"Los mercados donde se venden estas prendas se han expandido a un ritmo extraordinario. Se calcula que unas 8.000 toneladas de ropa usada entran al país cada año, la mayoría proveniente de Estados Unidos vía Chile. Y 93% de este contrabando está valuado en más de 40.000 millones de dólares al año”, asegura la investigadora.
En su criterio, el comercio de ropa usada puede caracterizarse como una consecuencia del insaciable apetito de los países ricos por los artículos baratos, lo cual ha conducido a una caída en los salarios en la industria de ropa.
Estos artículos desechados en los países ricos -dice la investigadora- terminan en los países pobres, creando a su vez una industria donde unos pocos se están enriqueciendo y otros intentan difícilmente ganarse la vida con la venta de prendas usadas.
BBC Mundo en su análisis sobre el negocio global de la ropa de segunda mano refiere que Andrew Brooks, profesor de estudios de desarrollo del King’s College, de Londres, en su libro Clothing Poverty detalla que en países como Reino Unido y Estados Unidos, la mayoría de la ropa que la gente dona pensando que ayudará a alguien, en realidad termina siendo exportada y vendida en el exterior.
Y esto forma parte de una gigantesca industria global de ropa de segunda mano que vale 4.300 millones de dólares.

Según cifras de Naciones Unidas, el principal exportador de ropa usada del mundo es Estados Unidos, seguido de Reino Unido, Alemania, Corea del Sur y Holanda.
Las camisas formales blancas regularmente terminan en Pakistán, donde hay una gran demanda entre los abogados.

Los abrigos de invierno viajan a Europa oriental y las camisetas de manga corta y pantaloncillos cortos acaban en África. El estudio asegura que, en ocasiones, la ropa donada incluso termina siendo exportada a los países donde fueron fabricadas inicialmente, como Kenia, Tanzania, Pakistán y Filipinas. Gran parte de las toneladas de prendería donadas en Europa occidental y América del Norte terminan en las economías en desarrollo.

Más del estudio
Procedencia EEUU exporta $us 687 millones de ropa usada a, Canadá $us 104 millones, Chile $us 61 millones, Guatemala $us 55 millones, India $us 46 millones, Emiratos Árabes $us 30 millones, México $us 30 millones, Tanzania $us 23 millones, Honduras $us 23 millones, Angola $us 21 millones, Rep. Dominicana $us 19 millones, según BBC Mundo

Importadores de prendas no son más de 30

En septiembre de 2014, el presidente de la Confederación Nacional de la Micro y Pequeña Empresa de Bolivia (Conamype), Víctor Ramírez, señaló que los importadores de ropa a medio uso no son más de 30 personas en el país.
Este grupo de personas que internan prendas usadas, incluso, llegaron a ser presidentes de clubes del fútbol profesional reconocidos en el país, según comentó el dirigente, que se abstuvo de mencionar nombres.
"Yo les digo que los grandes peces gordos del contrabando no son más de 30 peces gordos de la ropa usada, que inundan el país con la ropa usada y que se hacen millonarios y ellos venden”, manifestó en entrevista con CTV.
Ramírez lamentó que siga el contrabando de prendería a medio uso por parte de "estos peces gordos” y pidió a la Agencia para el Desarrollo de las Macrorregiones y Zonas Fronterizas (Ademaf), a las Fuerzas Armadas (FFAA), al Control Operativo Aduanero (COA) y a la Aduana Nacional de Bolivia (ANB) realizar los controles para evitar que ingrese al país esta mercadería que causa perjuicio económico al sector productivo.
Cientos de comerciantes de ropa usada salieron en septiembre de 2014 en una marcha que recorrió las principales calles y avenidas de la ciudad de La Paz, exigiendo al Gobierno la derogación del Decreto Supremo 28761, que prohíbe la importación de este tipo de vestimentas.