martes, 8 de abril de 2014

600 toneladas de prendería usada será inutilizada para convertirse en algodón

Prendería usada de material textil en un peso aproximado a las 600 toneladas además de ropa de cuero y otros (zapatos, carteras, etc.) que ingresaron al país en forma indocumentada, en los siguientes días, será inutilizada para que la empresa adjudicada la convierta en algodón.

El proceso que inició Depósitos Aduaneros de Bolivia (DAB), consiste en la adjudicación a la empresa Silvertex para inutilizar esta prendería y transportarla a Santa Cruz para convertirla en algodón, según informó el jefe de operaciones del DAB Oruro, Fernando Sandy Rocabado.

"Es un proceso que se inició hoy (ayer), aproximadamente son 601 toneladas, que si contabilizamos en fardos, estaríamos hablando de 13 mil fardos en un tiempo programado para su destrucción de 120 días, aunque el reto que asumimos tanto el DAB como la Aduana es de reducir este tiempo en un 75 por ciento", destacó Sandy.

Si bien, ayer la empresa comenzó su labor con una sola máquina, se prevé que en las siguientes horas habiliten otra más, para hacer el trabajo más rápido, pues luego de la etapa de inutilización, se consagra el proceso de nacionalización y la empresa trasladaría dos camiones por semana a la capital oriental.



EMPRESA

Por su parte, el representante de la empresa, Rubén Silvestre, detalló que la empresa Silvertex genera materia prima para colchones, almohadas, peluches, etc. Por lo que se adjudicó la nacionalización de la ropa inutilizada de los depósitos aduaneros, cumpliendo todas las formalidades de ley.

"Llevamos la materia a nuestra empresa, ya sea en Santa Cruz o La Paz y hacemos un trabajo minucioso, de selección de botones, cierres y otros, posteriormente ingresa al molido para conseguir algodón, con esto generamos fuentes de empleo, no será muy difícil realizar este trabajo pues implementaremos más máquinas, aunque mi contrato es terminar en 120 días hábiles, traeremos una máquina más de Santa Cruz", expresó.

Por su parte, el administrador de la Aduana Interior Oruro, Wilder Fernando Castro, detalló que la destrucción de prendería usada, las 600 toneladas, corresponden a un 40 por ciento aproximado de toda la mercadería incautada por el Control Operativo Aduanero (COA), en tres años y que se encuentra en depósitos aduaneros.

"De las 600 toneladas que se está haciendo su destrucción, estamos hablando de un porcentaje del más de 40 por ciento de lo que se tiene en almacenes, estamos hablando de una gran cantidad, toda vez que nuestro distrito se categoriza por ser los que más incautamos prendería usada", expresó.

jueves, 3 de abril de 2014

Equipo para centro textil de El Alto

El Gobierno emitió el miércoles un decreto supremo que autoriza la exención del pago total de tributos de importación de un equipo para la implementación del Centro de Innovación Productiva Textil, ubicado en la ciudad de El Alto.

La maquinaria es un equipo de análisis de fibra y sus accesorios, cuya parte de recepción es el 211-2014-41907-074-18773440, adquiridos con recursos económicos de donación de la Unión Europea.

La compra se realizó en el marco de un convenio de financiamiento suscrito el 22 de noviembre de 2010 para la ejecución del Programa de Apoyo al Plan Sectorial, Desarrollo Productivo con Empleo Digno a favor de Pro-Bolivia, entidad dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural.

El equipo será destinado al Gobierno Municipal de El Alto, instancia que queda exenta del pago de tributos de importación y del impuesto por transferencia, señala el decreto.

lunes, 31 de marzo de 2014

El arte del poncho contado por su mejor coleccionista

Investigación valiosa arte de los textiles

Una valiosa colección de ponchos tejidos sobre todo por mujeres aimaras y quechuas de Bolivia ha sido reunida y estudiada por un investigador boliviano que ha consagrado 40 años de su vida a conocer el arte de esos textiles y su valor para los indígenas.

El profesor boliviano Óscar Barriga resumió sus investigaciones de campo en el libro de reciente publicación "El Poncho en Bolivia", fruto de una pasión de coleccionista que inició en 1966 dispuesto a salvar algo del patrimonio textil para que no sea saqueado.

Entre ese año y 2013, Barriga reunió alrededor de 250 piezas de diversas partes de Bolivia haciendo esfuerzos con su modesto salario de maestro, aunque a fines del año pasado debido a problemas económicos las vendió al estatal Museo de Etnografía y Folclore.

En una entrevista con EFE, Oscar Barriga dijo que se trata de la más "rica colección de ponchos indígenas existentes en el país", un tesoro para estudiar el arte de los indígenas en los textiles que no solo tienen valor estético, sino que retratan una mirada del cosmos.

Con la ayuda de tejedoras y de los indígenas más viejos de las comunidades, el autor explica en su libro la riqueza cromática de los ponchos, los secretos

de las técnicas si tienen una o dos caras, sus símbolos, mensajes y los usos religiosos, civiles o militares que se otorga a estas piezas.

USO Y COSTUMBRE

El poncho está generalmente formado por una sola pieza o por dos paños unidos por medio de una costura central que deja una abertura para la cabeza, y que llega hasta medio cuerpo o media pierna.

Son usados sobre todo en el área rural de Bolivia por los hombres y denotan prestigio, una situación de autoridad o revelan un nivel socioeconómico, destacó Óscar Barriga Barahona, quien antes solía usar sus ponchos para asistir a los actos especiales causando sorpresa.

"No sé si es cuestión de imaginación, pero yo realmente me siento más gente, me siento mejor con un poncho encima que con un abrigo; en serio, me siento alguien", manifestó el coleccionista.

Entre las mejores piezas que rescató en su afán está el "poncho balandrán" que contiene "figuras de aves y flores en estilo barroco criollo muy temprano", confeccionado a finales del siglo XVII.

El "balandrán" muestra un primer momento en el desarrollo del arte barroco mestizo en los textiles bolivianos, antes del visto en las celebres pinturas de los Ángeles de Calamarca, según Barriga.

PIEZAS IMPORTANTES

También hay piezas ceremoniales como el "Poncho Obrajes" al que los indígenas atribuyen una "protección mágica" otorgada porque sus hilos cruzan a la izquierda o el "Poncho Karachaca" que no solo fue usado para vestir, sino para decorar escenarios en actos especiales.

La complejidad de la mirada cósmica y la gran habilidad de las tejedoras son evidentes en la elegante pieza "Pankhochi" que tiene 2.300 figuras, asociadas a la vida en el campo.

Una faja confeccionada a mediados del siglo pasado por una mujer para que su novio la estrene en la boda destaca porque narra la vida de una pareja desde invocaciones a deidades mitológicas, el progreso económico y social y la gratitud con dioses andinos, según explicaciones del profesor Óscar Barriga.

Varias de las mejores piezas fueron confeccionadas en telares rústicos que las indígenas manejan desde tiempos ancestrales.

Una pieza sorprendente registrada por Óscar Barriga y que hoy está en el Museo Nacional de Etnografía y Folklore (Musef) data del siglo XVIII y es un poncho de hilo de algodón con los colores de la bandera de España, decorado con motivos florales.

No obstante, en este caso se trataría de una pieza que perteneció a un oficial español, pero pudo ser hecho en uno de los centros de producción textil conocidos como "obrajes" que usaban telares de pedal o fue importado de Francia o Inglaterra.

Al tratarse de una túnica abierta para diversos usos "no hay un país cuna del poncho", sostuvo Óscar Barriga para después citar el uso en la cultura precolombina Nazca y mostrar gráficos de esas prendas en Italia, Inglaterra y Rusia a inicios de la era cristiana.

ÉPOCA DE ORO

En Bolivia, según el autor, el poncho vivió "una época de oro" en el siglo XIX y a mediados del XX porque era usado en el campo y en la ciudad.

Después sobrevino una época de decadencia debido a la discriminación de los indígenas, pero hoy se vive una revalorización al ser un fuerte símbolo

de identidad política.

viernes, 28 de marzo de 2014

Comisión investiga a quebrada Hilancruz

La Comisión Especial Mixta de Investigación de la Privatización y Capitalización entre los años 1989 y 2000, conformada por diputados y senadores, continuará su proceso de investigación en el caso de la empresa Hilandería Santa Cruz (Hilancruz) cuyo accionista fue la familia Garafulic-Lehm. Este trabajo proseguirá al retorno del presidente de dicha instancia legislativa, el senador oficialista, Adolfo Mendoza.

Según datos obtenidos en esta comisión especial en diciembre de 1996 Hilancruz fue adjudicada a la empresa Santa Mónica Cotton Trading Co. de propiedad de la familia Garafulic Lehm, en cuatro millones de dólares “muy por debajo de la recomendación hecha por la consultora evaluadora que propuso un precio de venta de siete millones de dólares”.

El estudio afirma que la inversión realizada por el Estado fue de $us 54.343.764 para el montaje e inicio de actividades de la fábrica en 1981 en Santa Cruz.

“A poco tiempo de esta compra a bajo precio, la familia Garafulic Lehm decide transferir el 50.01 por ciento de la acciones de Hilancruz al empresario Andrés Petrizevic Raznatovic, quien con una singular administración contrae deudas con más de 119 acreedores por un monto de $us. 63.456.882”, cita el documento.

La mencionada empresa fue presentada como una empresa productiva próspera y sólida, sin embargo en poco tiempo se declara en quiebra técnica.

Por su lado, en febrero pasado, a petición de la Comisión Mixta, Raúl Garáfulic se presentó para brindar su versión sobre los hechos, oportunidad en la que dijo que cuando él estaba a cargo de Hilancruz ésta era próspera, incluso se situó en una de las 20 mejores empresas del país.

martes, 25 de marzo de 2014

Proyecto Hilando Culturas beneficia a 1.200 tejedores

El proyecto binacional denominado "Hilando Culturas", iniciado en enero, beneficia a 1.200 artistas textiles de Bolivia y Perú con el mejoramiento de las capacidades de producción y comercialización de ese rubro.
Según un boletín de prensa, ese proyecto ejecuta alrededor de un millón de euros y se desarrolla en los corredores Cusco-Puno (Perú), y La Paz-Oruro (Bolivia), con el propósito de incrementar las capacidades de agentes culturales para el desarrollo y la consolidación de una cadena de valor de arte textil con identidad cultural articulada.
El proyecto tiene el apoyo de la Unión Europea y es ejecutado por la cooperación técnica internacional Soluciones Prácticas y Progetto Mondo MLAL, junto a sus socios de la Red de Organizaciones Económicas de Productores Artesanos con Identidad Cultural (Red OEPAIC) de Bolivia, además de la Asociación Ecología Tecnología y Cultura en los Andes (ETC Andes) de Perú. ABI

Fábrica Patra implementa sistema de calidad 5Ss

La fábrica de ropa deportiva Patra, que opera en Santa Cruz desde hace más de 17 años, trabaja en la implementación de la Política 5Ss de Gestión de Calidad para beneficiar a su personal y mejorar sus procesos de producción.
Amelia Solórzano, gerenta general de Patra, explicó que luego de varios viajes y contactos con proveedores se reunió con José Pivatto, experto en procesos gerenciales y consultor especialista en Políticas de Gestión de Calidad de Santa Catarina, Brasil.
Pivatto ha promovido la política de 5Ss en más de 200 empresas de Brasil y el exterior.
La ejecutiva señaló que la 5Ss es un método sencillo, pero a la vez muy útil para desarrollar una mejora en la gestión de calidad, además que es integral y en todos los niveles. “Nos permitirá organizar mejor los espacios e innovar procesos y productos. Reducir gastos y riesgos hasta forjar valores en todo el personal”, indicó Solórzano

viernes, 21 de marzo de 2014

Enatex dará tela a pequeños textileros

La Empresa Pública Nacional Textil (Enatex) anunció ayer que puso en marcha un programa para convertirse en aliada de los pequeños productores para el desarrollo de líneas conjuntas de producción y el suministro de materia prima a precios más bajos.

El viceministro de la Micro y Pequeña Empresa, Martín Bazurco, declaró que “Enatex va a suministrar de materia prima a los micro y pequeños productores, es decir, tela que se produce en alguna de las empresas que son parte de la empresa estatal”.

El acceso a materia prima a través de Enatex no implica una subvención en los costos, aseguró el viceministro Bazurco, tras aclarar que el objetivo del proyecto es que “bajen los costos de producción y el margen de utilidades de los productores sea mayor”. "Los microempresarios pueden acceder a beneficios que Bolivia tiene con Brasil, Argentina, Venezuela en términos de exportación”, dijo