domingo, 7 de julio de 2013

Pollera marca moda y cruza fronteras

La confección de polleras coloridas y brillantes para las artistas de los grupos musicales del estilo cumbia huayño, hechas siguiendo las características de las prendas típicas de la mujer cochabambina, han traspasado fronteras en los últimos años y hoy se comercializan en países como: Perú, Argentina, Chile y Brasil. Pero, además son una tendencia para la moda cochabambina, porque son consideras polleras para la vida y la música.

Una de las primeras diseñadoras de polleras para los grupos de cumbia huayño y dueña de uno de los puestos de venta más visitados del mercado La Pampa, Edith Coca, manifestó que después del éxito de este tipo de música ahora exporta sus prendas a Brasil, Chile y Perú.

La diseñadora confecciona los trajes que lucen grupos reconocidos como “Las Sabrositas” y “Las Misteriositas”. Contó que en promedio las artistas más famosas de cumbia huayño invierten alrededor de 100 dólares para lucir las prendas de moda.

Las polleras se caracterizan por ser muy brillosas, bordadas y de colores fuertes. Las prenda se acompaña con otras, que se colocan como una mini ceñida al cuerpo para evitar exponer la ropa íntima; el centro o la prepollera que otorga pomposidad al diseño. La pollera mide, por lo general, un promedio de 40 a 43 centímetros.

“Voy diseñando nuevos modelos porque también pienso que las mujeres de pollera deben tener su moda”, manifestó Coca, a tiempo de informar que los mismos “están basados en la pollera cochabambina”. Las prendas coloridas son utilizadas por las cholitas en sus paseos de domingo y fiestas.

La tradicional pollera cochabambina hecha con colores sobrios, oscuros y telas abrigadas está quedando atrás y hoy las mujeres prefieren los diseños coloridos, brillosos, de telas livianas y lisas como la lycra, además de cortas, al estilo de las “mini polleras”.

Para otro confeccionista y vendedor de polleras, Juan Eduardo Arnez, la moda para vestir a la chola cochabambina evolucionó y se adaptó a todo gusto.

Hoy las más jóvenes prefieren las prendas cortas, coloridas y con telas livianas y sueltas. En promedio, las cholitas jóvenes visten polleras de 38 a 40 centímetros de largo, en tanto que las adultas entre 50 y 55.

Arnez indicó que la tradicional prenda se caracteriza por tener tres alforzas, que lucen como pliegues horizontales alrededor de la falda, el plisado o fruncido y una basta de entre nueve y 10 centímetros.

Respecto a las blusas, éstas son confeccionadas hasta la cintura, en telas bordadas y con mangas sobresalientes, escotes pronunciados y una variedad de adornos que incluyen botones de cristal, perlas y mostacillas.

Añadió que las mantas ya no están de moda y que fueron reemplazadas por los sacos tejidos con hilo a máquina. Lo cierto es que para muchas confeccionistas y comerciantes de polleras del mercado La Pampa, ahora las mujeres buscan lucir lo último de la moda.



OPINIÓN DE DISEÑADORES Y VENDEDORES

EDITH COCA, DISEÑADORA DE TRAJES PARA GRUPOS MUSICALES

Desde que se ha empezado a realizar estas prendas para las bailarinas de cumbia huayño, las polleras lycras se hicieron más cortas, porque como han visto que era bonito y estaban bien vestidas, como florcitas, entonces las clientes también han querido. Ahora las tendencias son los brillos.


JUAN ARNEZ, PRODUCTOR Y COMERCIANTE DE POLLERAS

Las moda de la mujer cochabambina ha cambiado bastante.

Ahora las compradoras no son como antes, están más preparadas, se ponen a la moda y viendo a las mujeres de vestido dicen: ¿Por qué las de vestido nomás pueden ponerse minis, las cholas por qué no podemos?





No hay comentarios:

Publicar un comentario